• Ángel

  • Despertarás ayer

  • Continuidad de los parques

  • Un matrimonio y médium

  • A por todas

Mecbeth

Es obvio que Macbeth es una gran tragedia, una de las más grandes de la historia. Y como tal está atestada de atrocidades y excesos, aunque justificados, eso sí, con la maestría poética de lacartel mecbeth pluma de Shakespeare: La ambición y los escrúpulos de Macbeth, la perfidia de la sanguinaria y malévola lady Macbeth, la condescendencia del clemente y justo rey Duncan y la cobardía de sus hijos Malcolm y Donalbain, el fantasma ensangrentado de Banquo o la desesperación y la rabia del fiero Macduff azuzado por el afán de venganza por la muerte de su esposa y de sus hijos a manos de los esbirros de Macbeth. Salvo por la mordaz ironía que impregna muchas escenas o por casuales anticlímax que relajan momentáneamente la tensión -sólo para prepararnos para la siguiente vuelta de tuerca- el aliento trágico de los protagonistas y el dramatismo de muchas de sus escenas es casi insuperable. Y es que el público isabelino era por lo menos tan sediento de sangre como los jóvenes que atiborran nuestros cines y se embelesan frente a nuestros televisores.

En Ornitorincs nos planteamos en este nuevo proyecto atraer a este público joven, además del ya habitual, mediante un clásico de estas dimensiones que mezcla ambición, poder, amor, pasión, magia y destrucción, pero a través del tamiz de la parodia del que tan necesitados estamos en la actualidad. Por ello, siempre desde el respeto, trataremos de subvertir el supremo orden de lo trágico que inspiró esta pieza para adaptarla y transformarla en una hilarante comedia, con pinceladas musicales. Nuestra satisfactoria experiencia con la obra Despertarás ayer, una divertida comedia de teatro musical que fue finalista de los Premios Max 2014, nos demostró que es posible contar una historia rocambolesca con mínimos elementos escenográficos y un reducido número de actores, capaces de encarnar a una veintena de dispares personajes. De este modo, como si de una creación de los Monty Python se tratara, pretendemos desmenuzar y reconvertir esta obra trabajando el texto, así como todo el repertorio de recursos expresivos de la voz y del cuerpo, con mínimos cambios escenográficos, de atuendo y de caracterización de los personajes; convertir en risibles las escenas más violentas y trasladar a lo burlesco la atmósfera de misterio y pesadilla que impregna la obra, aprovechar la trama para satirizar nuestro momento presente y proyectar una mirada crítica e irónica de nuestra sociedad actual, evidenciando así la vigencia del texto del autor inglés. Todo un reto, un atractivo juego de reconversión textual y creativo con el fin de llevar a escena una nueva propuesta de uno de los grandes clásicos del teatro universal.

JAIME PUJOL 

 

Más en esta categoría: « Muerto en el Acto (2014)